Ir al contenido

DISTRIBUCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA

Aumente la fiabilidad de las redes de distribución

Si un transformador se recaliente y falle, puede resultar devastador para el servicio de suministro. Un corte de producción prolongado podría interrumpir la energía para miles de clientes y el coste de reparar o reemplazar el equipo es alto. Supervisar la temperatura regularmente utilizando cámaras termográficas de diagnóstico avanzado puede ayudarle a inspeccionar y supervisar fácilmente la distribución de la temperatura en la inspección y el diagnóstico de fallos inminentes antes de que se produzcan. Le mostrará lo que a simple vista no puede verse: puntos calientes que indican piezas recalentadas, para saber dónde investigar más a fondo. Encuentre signos ocultos de resistencia eléctrica y desgaste mecánico, por lo que puede comenzar las reparaciones de inmediato.

Evitar averías y detectar peligros de incendio

Sin energía, la fábrica no puede seguir operando. Por eso es importante un mantenimiento programado regular para asegurar que el sistema de distribución eléctrica en buen estado de funcionamiento. Un termógrafo puede ayudarle a detectar puntos calientes en su sistema de distribución antes de que se produzca un corte en la producción. Una vez identificado el origen del problema con infrarrojos, un medidor de tenaza puede ayudarle a diagnosticar problemas eléctricos en el punto de fallo y determinar las medidas adecuadas. Evitará tiempo de inactividad, costes de mantenimiento o reparaciones innecesarios y pérdida de beneficios.

Mejora de la fiabilidad de la red con termografía

Si no detecta precozmente los problemas de las líneas eléctricas de distribución, puede que tenga que enfrentarse a un costoso corte de producción que interrumpa el suministro a miles de clientes. Por eso son necesarias las inspecciones regulares. Pero a simple vista, muchas cosas pueden pasar desapercibidas, especialmente si no puede acercarse lo suficiente a lo que debe inspeccionar. Los equipos se calientan antes de fallar: las inspecciones termográficas regulares en líneas eléctricas de distribución pueden ofrecerle una imagen completa de posibles problemas. Como los componentes que debe inspeccionar son pequeños y es probable que estén fuera de su alcance, un termógrafo de alta resolución o un dron con una combinación de cargas útiles de infrarrojos y visual pueden ayudarle a detectar posibles problemas de manera rápida y precisa a distancia. Identifique precozmente los puntos calientes para poder evitar fallos antes de que se produzcan, lo que reducirá el coste del mantenimiento y de las reparaciones.

Tanto si es responsable de mantener la actividad en una central de generación de energía, evitar el cese de flujo de electricidad en las redes de distribución o solucionar fallos o errores tanto en entornos residenciales como comerciales, FLIR le ofrece las herramientas de alta tecnología necesarias para diagnosticar cualquier posible problema que pueda originarse antes de que se convierta en un error o fallo más costoso. Descargue el folleto Soluciones FLIR para servicios eléctricos para informarse sobre la gran variedad de desafíos de inspección y mantenimiento de servicios eléctricos, y las posibles soluciones que harán que su trabajo sea más fácil.