Ir al contenido

FLIR A700-EST


Variantes de este producto:

consultar stock

SOLUCIONES DE DETECCIÓN TÉRMICA FLIR EST™ DE MONTAJE FIJO

CONSULTAR PRECIO*

DESCARGAR FICHA TÉCNICA

La FLIR A700-EST es una herramienta de detección sin contacto que actúa como primera línea de defensa frente a los posibles riesgos para la salud. La solución de detección térmica FLIR EST™ localiza y muestra las fuentes de calor para identificar rápidamente a los individuos con una temperatura elevada de la piel. El detector de 640 × 480 píxeles ofrece la mayor resolución térmica dentro de la gama de cámaras de montaje fijo FLIR EST, lo que le permite realizar mediciones más precisas. Su compatibilidad con los estándares industriales, como Modbus TCP, MQTT, RESTful API para transferencia de archivos y RTSP para vídeos, facilita su integración en equipos de terceros. Gracias al modo FLIR Screen-EST™ en cámara y a su compatibilidad con el software de escritorio FLIR Screen-EST™, la A700-EST se puede emplear como una única estación de detección independiente o en una red.

De vuelta al negocio: Cómo detectar la temperatura elevada de la piel en el lugar de trabajo

 

Crear una primera línea de defensa con cámaras termográficas

La detección de la temperatura elevada de la piel con una cámara termográfica puede ayudar a que oficinas, empresas, fábricas y otras operaciones eviten las interrupciones en el trabajo y en la producción provocadas por la COVID-19. Al detectar la temperatura elevada de la piel de cada individuo antes de entrar en un edificio, podrá determinar quién necesita un control médico por tener fiebre, que puede ser una señal de infección. Es una manera sencilla y eficiente de ayudar a reducir el riesgo de propagación del virus.

Opciones para zonas muy concurridas

Las medidas de protección, como la desinfección del equipo, la exigencia de dos metros de distancia entre personas o cualquier otra recomendación para reducir el riesgo, son importantes para minimizar la propagación de la enfermedad. Por desgracia, ninguna de estas medidas pueden evitar que una persona enferma entre en una tienda o en un edificio. Lo que se necesita es un método rápido para examinar a trabajadores y clientes en busca de signos de fiebre, uno de los síntomas conocidos de infección.